¿Spanglish?


 
 

Para escuchar como suena el spanglish y analizarlo

 
 


Mellow Man Ice, Mentirosa

[Santana’s “Evil Ways” and “No One to Depend On” played throughout]

[Verse 1]
Check this out, baby
tenemos tremendo lio
last night you didn’t go
a la casa de tu tio (huh?)
resultase, hey you were at a party
higher than than the sky
emborrachada de Bacardi (no I wasn’t)
I bet you didn’t know que conoci al cantinero (what?)
He told me that you were drinking, and wasting my dinero
Talking about, come and enjoy what a woman gives a hombre
(but first of all see, I have to know your nombre)
now I really wanna ask ya, que si es verdad (would I lie?)
and please por favor, tell me la verdad
because I really need to know yeah necesito entender
If you’re gonna be a player, or be my mujer
cause right now you’re just a liar, a straight mentirosa (who me?)
Today you tell me something, y mañana otra cosa

[Santana Samples]

[Verse 2]
I remember the day, que tu me decia
Time and time again que tu me querias (I do!)
and at the time, hey! yo te creia
porque no sabia that you where a relambia
You and Fulanito y Menganito, Jose-ito y Fernandito
Larry, and Joey, y then his brother Chico (uh-uh)
Mucho de frontera, that’s a straight skeeza
si quieres un pedacito go her way cause she’s a pleasa
But I’ll tell ya, straight up porque broder me di de cuenta
That on Main Street her cuerpo estaba a la venta
Now get some el que quiera, get some cualquiera
Hey yo, she don’t care man, she’s a tremenda fiera
Yeah, you’re hot to try and out to get what I got
Pero ya que te conosco what I got I guess not (porque)
Cause you’re just a mentirosa con tu lengua venenosa
Today you tell me somethin y mañana otra cosa

[dialogue]
Mellow-“Girl, I can’t believe you.
You know my mother’s talking about me,
my friends are talking about me. Not me about you.”
Girl-“About me?”
Mellow- “You’re nothing but a skeezer”
Girl- “A skeezer? Don’t be calling me no skeezer!”
Mellow-“S-si eres tremenda fletera mami uhuh la verdad.”
Girl “Uhuh eso es que tu te piensas”
Mellow- “I bet you go to church and you’re scared to confess.”
Girl-“No, I do confess baby. I do confess.”
Mellow-“Uh huh. Do you tell the truth, though?”
Girl-“Yeah I do.”
Mellow-“Yeah right.”
Girl-“Do you?”
Mellow-“Yeah! You’re nothing but a skeezer you know what?
I got some other stories to say about you. And it goes like this.”

[Verse 3]
Un dia estaba en tu casa y ring, there goes the phone
Recojiste y dijiste (call me back, I’m not alone)
El queria tu direccion, yeah just your address
y ante que colgaste I heard you say (I’ll wear a dress)
Ay, alabao’ que descar’a is what ran through my mind
So I said let’s go out tonight
She said (we go out all the time!) Alabao’ man!
Ella no sabia that yo, I knew her plan
de que iba a salir with that other man
So I told the girl in spanish I said hey! Ya me voy (pero porque?)
Cause you ain’t treating me like I’m some sucker toy
Cause who needs you anyway (I need you!) con tu lengua venenosa
(no te vayes mellow no te vayes, yo te necesito!)
Today you tell me something, y manana otra cosa (tsk! but?!)
Mentirosa!

source: http://www.lyricsondemand.com/m/mellowmanacelyrics/mentirosalyrics.html

 
 

Para escuchar como suena el spanglish de un portorriqueño

 
 

Tarea para después de las vacaciones de Semana Santa

Traducción del Quijote al spanglish, que ha llevado a cabo Ilan Stavans (2003):

In un placete de La Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un greyhound para el chase. A cazuela with más beef than mutón, carne choppeada para la dinner, un omelet pa‟ los Sábados, lentil pa‟ los Viernes, y algún pigeon como delicacy especial pa‟ los Domingos, consumían tres cuarers de su income. El resto lo employaba en una coat de broadcloth y en soketes de velvetín pa‟ los holidays, with sus slippers pa‟ combinar, while los otros días de la semana él cut a figura de los más finos cloths. Livin with él eran una housekeeper en sus forties, una sobrina not yet twenty y un ladino del field y la marketa que le saddleaba el caballo al gentleman y wieldeaba un hookete pa‟ podear. El gentleman andaba por allí por los fifty. Era de complexión robusta pero un poco fresco en los bones y una cara leaneada y gaunteada. La gente sabía that él era un early riser y que gustaba mucho huntear. La gente say que su apellido was Quijada or Quesada —hay diferencia de opinión entre aquellos que han escrito sobre el sujeto— but acordando with las muchas conjecturas se entiende que era really Quejada. But all this no tiene mucha importancia pa‟ nuestro cuento, providiendo que al cuentarlo no nos separemos pa‟ nada de las verdá.

Primer párrafo del Quijote de Cevantes (1605):

«En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro; gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada (que en esto hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben), aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llama Quijana; pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad».

Comenta (por escrito -un par de folios- u oralmente -clase del 17 de abril-):
a) Comentario lingüístico: Rasgos del spanglish presentes en la traducción (préstamos, calcos, mezcla de códigos, alternancia de códigos, etc.). ¿Existen patrones regulares en esta modalidad lingüística?;
b) Comentario crítico: Pertinencia de traducir la otra cervantina al spanglish. (contrastar con notas de prensa)

21 comentarios
  1. Iván Bono Vilar dijo:

    A mí en particular, el tema del ‘spanglish’ y de los chicanos es uno de los que más me interesan del español de América. Hay mucho que hablar —y mucho que escribir—, todavía, acerca del tema. En lo que sí que estoy de acuerdo es que en la música —conjunto, norteño, tejano, tex-mex, etc.— es donde más se vislumbra el fenómeno. Además, cuanto más cerca de la frontera —léase, sobretodo, Texas—, muchísimo mejor para el estudiante de ‘spanglish’. Ahí va mi aportación particular:

  2. Claudia dijo:

    Este año he podido conocer a una persona que habla “spanglish”, concretamente a un mejicano, y es verdad que hay conceptos que los tienen muy “interiorizados” en inglés. También he observado que hace muchos calcos del inglés.

    En referencia al primer vídeo, apuntar que se afirma que Estados Unidos va a ser el país con más hisponablantes, hecho que no extraña mucho… Pero me ha parecido interesante recalcarlo.

    Por otro lado, yo creo que no se puede hacer nada para normalizar el español en hablantes que mezclan ambas lenguas de forma natural; las interferencias son inevitables. De hecho, actualmente ya estamos hablando de una nueva “variante” del español, el spanglish, que puede que no conserve el español más puro, pero que es fruto de un proceso evolutivo natural de la lengua.

    Creo que no somos concientes desde la España del peso que está cogiendo el “spanglish”. Por ejemplo, en el programa de “De costa a costa” uno de los entrevistados dice que trata de mantenerse trilingüe hablando español, inglés y spanglish, y considera esta variante como si fuera una lengua.

    • Laura dijo:

      Estoy de acuerdo contigo Claudia en que no se puede normalizar una variedad que nace de la mezcla, la normativa defiende -por definición- la pureza y eso parece incompatible con el mestizaje lingüístico. Por eso la postura de Stanvans me parece la más respetuosa y rica con esa realidad compleja.

      Es impresionante y paradójico que los Estados Unidos acaben siendo el país hispanohablante más grande del mundo pero el peso de esa realidad obligará a revisar la cuestión lingüística. Eso espero…

  3. Iván Bono Vilar dijo:

    En mi opinión, Clàudia, es muy interesante tu comentario. Sin embargo, me surge una pregunta: el chico mexicano del que hablas, ¿de qué lado de la frontera es? ¿Es mexicano o mexicoestadounidense? ¿Crees que influye en el spanglish que tengas contacto con el inglés o es un proceso que se da a ambos lados del Río Grande? A ver si Laura nos puede echar un cable.

    Todo esto me hace pensar en un fenómeno que vengo observando hace años en el Alt Penedès: hablantes de origen magrebís que, pese a hablar en árabe, introducen distintas palabras en español en sus conversaciones.

  4. Laura dijo:

    No me es fácil contestar a tu pregunta Iván, las zonas de frontera (no solo en este caso, sino en todo el mundo) son complejos espacios políticos, sociales, culturales y por supuesto lingüísticos. Pero creo que el spanglish es la lengua de quienes viven la presión de una lengua dominante y la necesidad de una lengua propia, y esto por supuesto no ocurre en el lado mejicano, lo cual no impide que el español de ese lado esté altamente anglicado, es decir, que lingüísticamente se pueda describir con rasgos del spanglish pero que no responde a la misma necesidad bilingüe.

  5. Claudia dijo:

    Sí, la verdad es que tiene gracias que Estados Unidos, según Humberto López Morales, de la Academia de la Lengua Española, acabe siendo “el primer país de hispanoablantes por el número de hablantes”.

    Por otro lado, es cierto Laura que el que mejor defiende la postura que yo comentaba es Stavans, que por otro lado parece que es el que ha estudiado más en profundidad el fenómeno. Según Stavans, “el spanglish es un fenómeo lingüístico pero también un fenómeno político, cultural… que se viene llevando a cabo en los Estados Unidos desde hace mucho tiempo […] se remonta por lo menos al siglo XVII si no antes”. No sabia que el spanglish se trataba de un fenómeno tan antiguo, pensaba que era más moderno.

    Otra afirmación de Stavans que me ha sorprendido es: “Sin lugar a dudas hay variantes del spanglish como el que hablan los mejicoamericanos, los cubanoamericanos…”. Stavans compara las variedades del spanglish con las variedades que puedan haber del español entre las distintas regiones de América del Sur.

    Iván, la verdad es que no sé de donde es exactamente el chico que conozco de México, pero, sin llegar a hablar spanglish, creo que muchos hablantes de América del Sur tienen una fuerte influencia del inglés. El mismos Stavans dice: “La presencia del inglés en el español [de América] es muy marcada”.

    Por último, también creo que es interesante el hecho de que el spanglish no sólo es mezclar palabras del inglés y del español, sino también crear nuevas palabras: “El spanglish es también el acto de acuñar nuevos términos que no aparecen en el diccionario como «parquiar el automóvil»”, Ilan Stavans.

  6. Iván dijo:

    Gracias, Claudia, por tus aportaciones y tus comentarios. Conozco la obra de Stavans, aunque no la tengo reciente en la memoria. En efecto, “parquear el automóvil”, del mismo modo que podríamos rizar el rizo y decir: “Parquear la troca [de “truck”, que es como llaman a los automóviles ‘pick-up’, más conocidos como 4X4 aquí en España]”.

  7. A mí también me apasiona el tema, pero creo que aquí lo sencillo es decantarse a favor del spanglish como lengua que se podría llegar a estandarizar y tomarlo como un todo establecido que se conoce a ciencia cierta y ensalzarlo como metáfora de la libertad.
    En mi opinión, resulta contradictorio con muchas de las cosas que estamos aprendiendo en la universidad y que algunos transmitiremos a los alumnos.
    Por supuesto, no creo que haya que negar el fenómeno. Al contrario, hay que estudiarlo a fondo y enriquecerse con lo que aprendamos.
    Sin embargo, detecto cierta hipocresía al llevarse las manos a la cabeza porque alguien tilde el spanglish de una desviación de la norma.
    Lo es. Al igual que el valenciano castellanizado que se habla en mi pueblo. Yo lo seguiré hablando mientras haya gente que lo use, pero no quiero ni oír hablar de la enseñanza en ese dialecto particular en los colegios. Básicamente porque en el pueblo de al lado se podría enseñar otro distinto y etcétera.
    Respecto a los invitados al programa De costa a costa me parece que utilizan argumentos muy trasnochados como “lengua universal” y que tratar el spanglish como una enfermedad es una salvajada viniendo de parte de lingüistas.

    • Hola de nuevo, tal vez no puedo evitar ser tendenciosa en clase, ocultar mi parecer en casos polémicos como estos. Entiendo lo que dices con ciertos matices, la cuestión del respeto a la diversidad, de la aceptación de la totalidad de la realidad lingüística, no pasa por estandarizar una lengua emergente, reconocerla académicamente y normativizarla e imponerla por decreto; eso sería hasta peligroso dependiendo de la política lingüística que se siga. Además en el caso del spanglish un proceso de normalización atentaría contra la naturaleza misma de esa variedad ya que es, precisamente, una desviación constante de la norma. El respeto, decía, pasa más bien por la no condena, la no estigmatización de quienes lo hablan, el no desprecio a una variedad lingüística que en última instancia representa una variedad humana bilingüe. Nadie es culpable de hablar como habla, nadie debería vivir con la obligación de hablar mejor. El argumento de la falta de dominio de las dos lenguas como causa del uso del spanglish es, para mí, políticamente peligroso, intrínsecamente marginal, y queda por ver si aun normalizando a todos los ciudadanos a un supuesto bilingüismo total renunciarían a hablar con un código mezclado que muchos han asumido como carta de identidad. Entre los argumentos trasnochados que mencionas está el de ignorar ex profeso la gradualidad y la vivencia necesariamente subjetiva del bilingüismo.
      Bueno, releyendo tu comentario, en realidad estamos bastante de acuerdo.
      Un saludo

  8. Gloria dijo:

    Un poco de información sobre la alegalidad que existe en la frontera, es decir, sobre la realidad que las personas que pasan la frontera entre México y Estados Unidos y que son mercancía fácil para el narco la tenéis aquí, en este reportaje de Jon Sistiaga en Canal +:

    http://www.plus.es/noticias/Jon-Sistiaga-lomos-bestia-Reportajes-CANAL/20120312pluutmifr_3Tes/

    En mi opinión, la situación de México y el problema grave que ese país tiene con el narco afectará al futuro y al estatus del español en Estados Unidos. Hay síntomas preocupantes de que los cárteles se han adueñado de las instituciones democráticas, el número de ciudadanos muertos es insoportable y esto afecta al idioma y afectará al estatus que el español aspire a alcanzar en Estados Unidos. Esas personas necesitan un Estado de Derecho con garantías, modelo del que México parece alejarse, por las últimas noticias:

    http://www.elcato.org/la-profunda-corrupcion-de-las-prisiones-mexicanas

    La complejidad del fenómeno del spanglish, que no es una realidad sincrónica sino diacrónica (hace mucho que el español y el inglés conviven en EEUU) y que responde a variables lingüísticas pero también políticas y culturales hará que los EEUU tengan que replantearse, en un sentido o en otro como están haciendo en algunos estados, qué clase de relación quieren tener con el español y el spanglish y qué clase de sociedad quieren ser.

    Tras todas estas discusiones no existe más que la máxima de George Orwell sobre el idioma, “las lenguas son instrumentos políticos”, que recoge esta hablante de spanglish en su artículo:

    http://prizedwriting.ucdavis.edu/past/1995-1996/201cspanglish201d-the-language-of-chicanos.

    Me parece interesante compartir datos de Wikipedia con vosotros, datos que están respaldados por organismos oficiales americanos. Os cuelgo las webs y os los detallo:

    Lenguas de Estados Unidos, con datos oficiales del censo de Estados Unidos, pero del año 2003. Se nota que los datos no están actualizados: http://en.wikipedia.org/wiki/Languages_in_the_United_States

    Os dejo el enlace para que introduzcáis los términos “latino” o “hispanic” aquí, donde se ofrecen datos nuevos desde 2010: http://factfinder2.census.gov/faces/nav/jsf/pages/searchresults.xhtml#none

    La lengua española en los Estados Unidos: http://en.wikipedia.org/wiki/Spanish_language_in_the_United_States

    Un saludo.

  9. Gloria dijo:

    Hola de nuevo,

    No está muy divulgada la historia de los españoles en tierras norteamericanas, antes de la existencia de los Estados Unidos. Os dejo un enlace a un libro que salió hace unos años que venía a llenar un vacío bibliográfico sobre este tema. Se trata de “Banderas lejanas”, de Carlos Canales Torres y Fernando Laínez Martínez, en la editorial Edaf. Tenemos la suerte de que parte del libro se puede consultar en la vista previa de Google Books, así que os lo enlazo para que podáis leer partes de la obra:

    http://books.google.es/books?id=QSDId1F9TmcC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false

    Si no podéis abrir el enlace, sólo tenéis que poner en Google “Banderas lejanas Google books” y os saldrá inmediatamente la ficha del libro. Allí haced clic donde pone “vista previa del libro” y ya podréis acceder a él.

    Otra cosa que siempre ha llamado mi atención es la presencia de la palabra “conquistadores” en el vocabuilario inglés: ellos han incorporado este concepto, por lo que me pregunto qué noción tienen de los “conquistadores”, y qué conocimiento tienen de su historia (si es amplio, acertado, etc.). Voy a buscar y os cuento.

    Un saludo.

  10. Gloria. dijo:

    Mi opinión es que la visión que trata de imponer Stavans sobre el spanglish es puramente demagógica: en Cataluña los inmigrantes aprenden el catalán eficazmente, y nadie propone que aprendan el catañol, variedad que también existe en la calle pero que a ninguna autoridad se le ha ocurrido normativizar; la visión de Stavans aboga por oficializar la variante que mezcla los códigos, en contra de toda lógica lingüística. La comparación con el yiddish es poco afortunada, porque el moderno Estado de Israel, nacido de 1948, no le otorgó oficialidad, sino que declaró al hebreo como idioma oficial de Israel precisamente para crear una nación unida, en detrimento del yiddish. También el yiddish se habla en Estados Unidos, pero no tiene allí un condición oficial, a pesar de la importancia de la comunidad hebrea; se han impulsado los estudios de hebreo como lengua oficial de ese pueblo también en tierras americanas, no de las variedades mezcladas. El hecho de que se abogue por una oficialidad del spanglish y no del español va en contra de cualquier política lingüísitica razonable, y de esto en Cataluña sabemos mucho. Como trataba de decir en otro mensaje, se cumple la máxima defendida por George Orwell acerca de las lenguas como instrumentos políticos. Por eso hay que preguntarse quién está detrás de cada propuesta política y a qué intereses responde. La respuesta de la sociedad angloamericana al desafío que supone el spanglish ha sido política: iniciativas como English Only Movement son además de lingüísticas fundamentalmente políticas.

  11. Gloria. dijo:

    Os recomiendo el libro de Stavans “Spanglish para millones”, escrito en spanglish, donde el filólogo explica por qué, cuándo y cómo entendió qué significa esta variante y qué supuso para él como filólogo pero también como persona. Es un librito corto, pero muy clarificador, donde ofrece puntos de vista muy interesantes. También recomiendo su larga entrada sobre el tema en el Centro Virtual Cervantes, donde se ve que su postura es además de lingüística, política (o al menos así lo valoro yo), sin que ello sea algo de por sí bueno o malo, sino nada más que complejo. Su argumentación es muy interesante y se presta a la reflexión.

    Me gustaría compartir con vosotros unas reflexiones del spanglish que hizo el profesor Lázaro Carreter, que afirma la sensación de que del futuro del spanglish “dependerá del papel de México, que es el gran potencial, y de sus relaciones fronterizas con Estados Unidos. Es un problema político”, en una entrevista a el diario El País.

    http://elpais.com/diario/2001/10/13/babelia/1002929950_850215.html

    Quizás más interesante que esa afirmación sea ésta otra, publicada en el mismo diario en fecha 3 de agosto de 2001:

    “Fernando Lázaro Carreter augura problemas para el español en el siglo XXI”

    Tortuoso camino aguarda al castellano en el próximo siglo, dentro y fuera de su cuna, a juicio del ex director de la Real Academia Española, Fernando Lázaro Carreter. Después de muchos años sin dar una conferencia, según dijo, el lingüista accedió ayer al juego de pronosticar los Rumbos del español en el marco de los cursos de verano en San Lorenzo de El Escorial.

    El porvenir del español no está ‘en su crecimiento exterior o en las contiendas oficiales interiores’, reflexionó el académico, sino ‘en que quienes lo hablan se sientan hablando en una lengua respaldada por una cultura respetada y por unos aportes en marcha a la civilización moderna’, apostilló.

    Antes, Lázaro Carreter citó algunos ejemplos del proceso de expansión del español en el mundo: ‘Incuestionable en Brasil’, en proceso de recuperación en el norte de Marruecos, ‘batidas por las televisiones españolas, que son, cara al futuro, nuestro más eficaz aliado idiomático’, e ‘imparable’ en Estados Unidos. En el análisis del crecimiento del español en este último país se detuvo.

    Frente al justificado optimismo basado en que hoy día hablan español al menos 35 millones de personas en Estados Unidos, ‘casi la octava parte del total de aquel país’, Lázaro Carreter advirtió de que ‘vistas las cosas más de cerca, el panorama es de inquietante claroscuro’. Situó, entre los oscuros, el lenguaje que emplean las radios y televisiones, conocido como code-switching, ‘vehículo de cuantos elementos contaminantes cabe imaginar’, así como la casi imposibilidad de un spanglish estándar con entidad propia. Entre los claros, el lenguaje de la prensa, ‘que procura ajustarse a un estándar aceptable’.

    Respecto al porvenir del castellano en España, ‘donde sufre no pocos sobresaltos’, la reflexión de Lázaro Carreter partió de un dato del Gobierno francés. Mientras al 56% de los ingleses y al 38% de los franceses les preocupa su idioma, en España sólo al 3% de la población le inquietan ‘los avatares de la lengua española’. ‘Entre los cuales no deben figurar políticos y gobernantes’, ironizó.

    Su crítica se centró en el ‘regateo que el español experimenta en buena parte de las regiones de la costa Norte, como explicable desquite político contra su hegemonía de siglos y, en particular, durante el franquismo’. ‘Afirmo la necesidad de una lengua común, aunque rigurosamente compatible con las otras’, sostuvo.

    El autor de El dardo en la palabra ejemplificó la viabilidad del ‘bilingüismo efectivo’, que a su juicio representa el futuro deseable, en ‘la paz interna mantenida por las lenguas españolas durante muchos siglos’.’Aguardan al castellano problemas muy difíciles en el siglo XXI, por la configuración que las autonomías están dando a la nación: hasta su naturaleza misma ha sido y es negada a España, con muy poca resistencia política e intelectual’, advirtió.

    Un saludo.

  12. Masoumeh Moradnia dijo:

    De acuerdo con todos, debo añadir que creo que hasta que un idioma no se estandariza no se puede considerar una lengua. Es verdad que hay muchos hispanohablantes en EEUU, pero para que spanglish forme parte de una lengua oficial debe primero para empezar conseguir una forma establecida a base de una gramática y normativa convencional, al menos. Os invito echar un vistazo sobre el inglés británico en varios países, especialmente en India mediante este link: http://www.oxfordlanguagedictionaries.com/Public/PublicResources.html?direction=b-es-en&sp=S/oldo/resources/es/Variedades-del-ingles-actual-es.html
    Vemos que en ningún caso se ha plantado inventar una lengua llamada Induenglish, por ejemplo. Esto ocurre porque tanto el inglés para India como español para EEUU son introducidos y tienen influencias superficiales en pricipio. Cosa que a lo largo de mucho tiempo va poco a poco quedando como préstamos pero que el idioma afectado siempre se llamará/reconocerá como tal.
    un saludo

    • Sí, hasta que no se estandariza una lengua no está reconocida como tal, pero es un proceso por el que han pasado todas las lenguas antes de ser reconocidas, no sabemos qué pasará con el spanglish, lo que es cierto es que hay que tener en cuenta muchos factores, el más importante es la situación sociolingüística en la que conviven el inglés y el español con esta última lengua en situación de disglosia. En todo caso, siendo una elección o una falta de bilingüismo, es una realidad para muchos hablantes. El inglés en India fue impuesto durante la colonia, hoy por hoy sigue actuando como lengua de intercambio, pero las lenguas de cultura son las originales, las que mantienen los vínculos culturales y religiosos de los pobladores, el bilingüismo en muchos casos convive sin conflicto, por ejemplo, se aprende una lengua en casa y otra en el cole, por lo tanto ambas realidades lingüísticas gozan de su estatus. Lamentablemente no es eso lo que sucede en EE UU. El español no fue impuesto, sino transplantado por inmigrantes muchas veces ilegales o en situación de marginalidad, condiciones en las que se suele quedar su lengua materna.

      Gracias por la aportación!

  13. soyunamandarina dijo:

    Toda la polémica que existe con el spanglish me recuerda a lo que estamos dando en clase de Historia y culturas postcoloniales con respecto a las lenguas criollas del caribe como Jamaica, Trinidad y Tobago, cuyas lenguas siempre han sido consideradas dialectos corruptos del inglés o el francés… cuando, quizás el argumento más usado, lenguas como el inglés o el español son derivaciones de otros en su origen. Una lengua no solo se utiliza solo para comunicarse entre un grupo de individuos, pues también representa la necesidad de una comunidad en busca de su identidad y su cultura, por ello han surgido lenguas como el patois jamaicano, o ya puestos como el spanglish, que muestra una realidad lingüística y cultural de nuestra situación social actual.

    • Estoy de acuerdo contigo en que cuando cierto lingüistas hace esa clasificación de las lenguas olvidan la cuestión identitaria de la cual la lengua es portadora. A partir de mañana comentaremos la convivencia del español en América con otras lenguas y veremos algunas de las variedades que mencionas. En estos casos ocurre al revés de lo que pasa en EE UU, la lengua de prestigio es el español. Interesantes cuestiones…

  14. Alejandra dijo:

    Después de leer acerca del tema, tanto en internet como en algunas obras en papel, quisiera comenzar con una afirmación del propio autor: “Estamos ante una generación que no pide disculpas for the language they are using” (Marín 2002), contestó Stavans a Roberto González Echeverría, quien considera el spanglish como una invasión del español por el inglés que no respeta su esencia y dignidad. Ante la legislación lingüística, Stavans defiende la lengua como “the most open and democratic manifestation of spirit” (Marx & Escobar Ulloa 2004).
    De todos sus escritos en spanglish, la traducción del “Quijote” es la que, sin duda alguna, ha provocado más polémicas y, las reacciones ardientes de muchos lectores revelan que no todos supieron valorar ni la finalidad ni el resultado tomando muy en serio algo que, quizá, no es más que una especie de juego lingüístico y literario divertido.
    “¡Horror!, “El Quijote” en spanglish” (Ferrer Rodríguez 2002), tituló La Jornada de México. Otro comentarista escribió irritado en Libertad Digital: “No contento con abanderar la destrucción del inglés y del español en que consiste esta jerigonza denominada spanglish, un tal Ilan Stavans acaba de transcribir “El Quijote” en este mejunje lingüístico” (Ruiz Portella 2002). El trabajo de Stavans consiste no sólo en defender la bastardización de las lenguas y postular la legitimidad de la hija natural sino también en no respetar la jerarquía y pretender darle al spanglish, una variedad considerada inferior, la dignidad de un idioma literario, como le reprochó un crítico: a lo que sobre todo no hay derecho es a considerar que quienes practican tal jerga están hablando una nueva lengua; una lengua a la que hasta merece que se traduzca una de las más grandes obras de todos los tiempos. (Ruiz Portella 2002). Siendo francos, hay mucha razón en estas palabras ya que el spanglish es una realidad hoy en día con un peso gigantesco y por ello es absurdo negar que se está hablando una variedad fruto de la mezcla inevitable del español y el inglés pero sí es verdad que todavía no se puede denominar lengua ya que, como se comentaba más arriba, no se puede normalizar una variedad que nace de la mezcla.
    Asimismo, algunos críticos menos puristas, le reprochan a Stavans el intento de traducir el Quijote, como David Roas que calificó la empresa de inútil e innecesaria. Roas se pregunta para qué se traduce un texto que el público puede leer en una de las dos lenguas, y considera la iniciativa de Stavans como un juego de intelectuales cuya posición privilegiada poco tiene en común con la realidad diaria de la mayoría de los hispanohablantes estadounidenses, generalmente de baja extracción social y con deficiencias culturales evidentes. Los autores en spanglish, en cambio, opina Roas, son “unos pocos tipos cultos que se dirigen a otros pocos tipos cultos como ellos que seguramente ya han leído el Quijote en español o al menos han podido hacerlo”. Razón no le falta pero, quizá pasamos por alto que lo que Stavans pretendía era mostrar una posibilidad y no traducir el Quijote como una necesidad para ese público bilingüe o trilingüe; en otras palabras: abrir una nueva puerta a ese potencial expresivo que posee el spanglish.
    La directora del instituto Cervantes, Carmen Caffarel, sostiene que no cree en que haya un “avance” del spanglish, más bien lo contrario. “Es un fenómeno puramente pasajero que afecta a hispanohablantes que intentan expresarse en inglés sin dominar la lengua. La tendencia es a hablar las dos de forma correcta, porque ello supone más oportunidades en el mundo de la economía y el mercado laboral”. Explica, por ejemplo, que los hispanos bilingües de Miami ganan un promedio de 7 mil dólares más al año que aquellas personas que solo dominan el inglés.( DIARIO PERFIL, 2009).
    A todo esto, añadir que lo que sí podemos sacar en claro es que Stavans lo que quiso es mostrar un acto de libertad a esos hablantes cuya forma de comunicación no se limita a una sola lengua. Entonces, Stavans digamos que se revela contra esa imposición de normas monolingües queriendo demostrar que no hay por qué separar los dos idiomas y tratarlos por separado cuando la realidad es que conviven juntas y se utilizan como una normalidad lingüística.

    • Hola, Alejandra,

      has hecho un buen muestrario de las opiniones encendidas que provocó la edición quijotesca de Stavans.

      Gracias por compartirlo

  15. Isabel dijo:

    El spanglish es un fenómeno lingüístico, cada vez más extendido en Estados Unidos, en el que se da una alternancia continua entre el inglés y el español.
    Este fenómeno encuentra en Ilan Stavans, que ejerce la cátedra de Lewis-Sebring de cultura latinoamericana en el Amherst College, Massachusetts, a uno de sus más fieles defensores y en Roberto González Echevarría, profesor de literaturas hispánicas y comparadas en la Universidad de Yale, a un firme detractor de lo que él considera un perjuicio para la lengua española. El tema del spanglish no está, para nada, exento de polémica y levanta ampollas en ambos bandos creando un debate en el que es bastante difícil llegar a un acuerdo.
    Por un lado, para Stavans, el spanglish es un fenómeno, no solo lingüístico, sino también cultural y político que se está dando desde el siglo XVII, en el que se crean nuevas palabras, se mezclan los dos idiomas, el español y el inglés y que culturalmente identifica y define a sus hablantes. En el programa “De costa a costa” defendió que son estos los que crean la lengua, no las academias.
    Por otro lado, para Odón Betanzos, presidente de la Academia Norteamericana de la Lengua, el spanglish es “una mezcla deforme y alterada”, sin embargo el profesor Ricardo Otegui sugiere reformar le enseñanza del español en E.E.U.U. como un arma para detener la expansión del primero, mientras que Roberto Echevarría piensa que es un peligro para la cultura hispánica. En un artículo publicado en el “ The New York Times”, 1997, afirma que este fenómeno margina a sus hablantes y que no les permite integrarse en ninguna de las dos culturas. También alude a aquellos que escriben en spanglish como practicantes de una” literatura menor”
    Con estos antecedentes no es difícil imaginar la opinión que mereció para los más puristas de la lengua la publicaciçon, en 2oo2, en el suplemento literario barcelonés Cultura/s, de una traducción al spanglish del primer capítulo de uno de los grandes clásicos de la literatura española, El Quijote, por parte del profesor Stavans.
    Si el spanglish es una “ pseudolengua”, según el propio Stavans, que hablan cuarenta y dos millones de personas, ¿por qué no darles el derecho de leer una de las más grandes obras de la literatura en la lengua que ellos han elegido como propia?
    Si se les niega este derecho, es cuando se les margina y cuando no se tienen en cuenta las necesidades y la realidad de una de una comunidad, es como volver a los tiempos imperialistas en los que se imponía una lengua en el nombre de dios.
    El problema principal no es el nacimiento de una nueva forma de comunicación, sino el porqué de esta necesidad. El desarraigo cultural sufrido por los hispanos obligados a emigrar y las pocas posibilidades de integración total que han tenido en el país de acogida, en este caso Estados Unidos, es lo realmente condenable. Es bastante hipócrita querer poner barreras y límites a un fenómeno de unidad, aduciendo razones que nada tienen que ver con la fragmentación y la pérdida del español. De la situación mencionada anteriormente, ha nacido una lengua que los une como comunidad y que debería ser respetada en pos de la libertad tan proclamada en E.E.U.U. La traducción del Quijote al spanglish se tiene que ver como un síntoma de esa libertad no como un desafío al español.
    La reflexión, más que lingüística, debería ser de tipo moral, pues solamente el preguntarse si es pertinente o no traducir el Quijote al spanglish y que muchos lingüistas se lleven las manos a la cabeza por ello, es una muestra de intolerancia cultural hacia las clases más desfavorecidas. Denostar una forma de comunicación o lengua es un peligro que amenaza la libertad individual de sus hablantes.
    Si la falta de normativa es lo que más preocupa a los lingüistas, se tendrían que dar cuenta de que esta falta, como ya comentó Laura, pueda ser una característica más del spanglish.

  16. Laura dijo:

    Ilán Stavans, filólogo, ensayista, lingüista, crítico cultural, intelectual y profesor mexicano, que se atrevió a hacer una traducción al spanglish, de la obra Don Quijote de la Mancha . Hecho que ha desarrollado mucha polémica entre las autoridades lingüísticas y literarias.
    Ilán Stavans compara el spanglish con el jazz en un artículo publicado por el diario El País en 2002. Stavas, adora el mestizaje cultural que tiene el spanglish. Por eso lo defiende con diferentes razones. «Si más de 35 millones de hispanohablantes que viven en EE UU, la única comunidad de emigrantes con dos canales de televisión y cientos de emisoras de radio, deciden usar ‘rufa’ (del inglés roof) en lugar de techo, ¿es quijotesco tratar de convencerlos de lo contrario? La lengua es como un río y hay que navegar por él en lugar de mirar desde la orilla». Además, dice de él que es una nueva cultura. El mexicano siempre ha estado muy involucrado en cuanto a este dialecto se refiere. Él mismo publicó el primer diccionario del spanglish en el año 2000 compuesto por 6.000 voces provenientes del choque del español y el inglés. A tal punto llega la influencia de este dialecto sobre el profesor mexicano que decidió traducir la primera parte del Quijote de Cervantes, una de las obras más célebres de la historia de la literatura. Esto no ha gustado a muchas autoridades literarias y lingüísticas. Una de las autoridades que está en contra del trabajo de Stavans es Víctor García de la Concha, entonces director de la Real Academia de la Lengua Española y actual director del Instituto Cervantes. García de la Concha se oponía a la traducción del Quijote al spanglish porque afirma que éste no está considerado como una lengua en sí. «De lo que estoy absolutamente seguro es de que eso que se llama spanglish no es una lengua» y «afirmar que lo es, lingüísticamente, es una falsedad», defendía así el ex-director de la RAE en unos cursos de la Universidad Complutense de El Escorial. Añade también que el español hablado en Estados Unidos es una lengua de contacto, al igual que el inglés hablado en el centro y el sur de América. El spanglish es una serie de anglicismos y expresiones anglicanas añadidas al vocabulario de hispanohablantes que no saben hablar el inglés con fluidez. Con lo cual a eso no se le puede considerar una lengua.
    Por lo que se refiere a la última afirmación del párrafo anterior «Con lo cual a eso no se le puede considerar una lengua» refiriéndose al spanglish hay diferentes opiniones sobre si es un idioma o no. Este fenómeno lingüístico, cada vez más extendido a ambos lados de la frontera de Estados Unidos, para muchos no es considerado una lengua. El spanglish criticado por los más puristas que piensan de él que es una mezcolanza entre el inglés y el español. Saben que está formado por una serie de préstamos lingüísticos tomados por los hispanohablantes que emigraron a norte América y viceversa. Defienden así que no puede ser una lengua propia, sino que, además, el español llegado a EEUU se está deteriorando al adquirir nuevo vocabulario inglés y modificarlo para acercarlo al español original. Pero este proceso, que se está dando con el spanglish, es inevitable. Millones de personas lo hablan día a día y cómo bien se sabe una lengua es un organismo vivo que va evolucionando e intentar parar esto es una falsedad. El spanglish cada día es más rico y más hablado y, por esas razones, no se va a poder acabar con él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: