Lo que dijo la calle. Más allá del que se vayan todos.
Cantos, graffitis, pancartas, consignas y otras expresiones del 19 y 20

Isabel Garín

De la autora. Participé en el 19 y 20, como tantos otros, y seguí haciéndolo en el movimiento asambleario y en las movilizaciones de los meses posteriores. En estas, me llamaban la atención la variedad y la riqueza de las expresiones callejeras, y pensé que sería bueno que no se perdieran. Entonces empecé a registrarlas, al mismo tiempo que marchaba con la manifestación de turno, en un desdoblamiento que me exigía pasión y atención. A veces quería cantar una consigna, o gritar e insultar, pero pasaba frente a mí una pancarta genial y no podía dejar de anotarla. Así, desde el interior de manifestaciones, actos y asambleas, registré las expresiones que aquí presento. Después, analizándolas, encontré los hilos conductores que permitían agruparlas en los ejes de la protesta. También encontré que esta recopilación y presentación es una manera de brindar homenaje a la rebelión del 19 y 20, y por extensión, a todas las rebeliones contra las desigualdades, las injusticias y el poder opresivo y corrupto.

Las lenguas del Gran Chaco: Situación socio-lingüística y políticas lingüísticas

SANTIAGO DURANTE
UBA- Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, República Argentina

Resumen: El área de Gran Chaco representa un extenso territorio que
comprende parte de Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay. En este espacio
habitan cerca de 40 pueblos originarios que hablan, al menos, 29 lenguas con
distinto grado de vitalidad. Invisibilizadas durante largo tiempo, las
comunidades originarias exigen hoy derechos y participación en las políticas
nacionales de los países sudamericanos. Este trabajo pretende caracterizar
someramente la situación sociolingüística de las lenguas habladas en el territorio.
A su vez, pretende servir como referencia sobre algunas de las investigaciones
actuales sobre lenguas del Chaco. Por último, se pretende exponer brevemente
las políticas lingüísticas de los países que competen a este espacio.



“(…) El lenguaje humano es un invento evolutivo relativamente reciente, mientras que las emociones son respuestas reguladoras que aparecieron mucho antes de que entraran en la escena filogenética los primeros mamíferos. Las emociones, si se quiere, son un lenguaje mucho más primitivo y directo que el lenguaje humano propiamente dicho. Esto quiere decir que no hacen falta palabras para entender las emociones. La ira o tristeza se pueden leer directamente en la cara.

Hay lenguas que ni siquiera tienen palabras para nombrar alguna de las emociones más básicas. Este es el caso del maya, que carece de una palabra para designar una emoción tan primitiva como el asco. Cuando los hablantes de esta lengua de la península de Yucatán (México) ven una expresión de asco en una cara emplean la misma palabra que para designar la ira. Sin embargo, la percepción de estas dos emociones (ira y asco) no depende del lenguaje, como ha puesto de manifiesto un experimento realizado con hablantes de alemán y de maya (Categorical Perception of Emotional Facial Expressions Does Not Require Lexical Categories, publicado en 2011 en la revista Emotion).”

Cuando despertó el lenguaje, las emociones ya estaban ahí

GONZALO CASINO